EL VALOR AÑADIDO ES UN RAYO QUE NO CESA (CASI)

Toda empresa comienza con un producto que funciona en el mercado. Si no lo tiene, no hay empresa.

Un producto que funciona es indefinidamente mejorable. Este fenómeno, extendido en el tiempo, se llama mejora continua y aumenta sin cesar el valor añadido.

Consiste en introducir continuamente pequeñas mejoras. Mientras el producto lo admita y siga creciendo hay que insistir.

El día en que el producto no admite mas mejoras se acabó el valor añadido.

Ese día hay que cambiar de concepto: estamos ante un nuevo producto.

TOP TEN FINANZAS: SI TIENE UN BUEN PRODUCTO Y REINVIERTE, NO PODRÁ ENVITAR HACERSE RICO

Teamwork and corporate profit

Si su producto tiene recorrido en el mercado, usted tiene potencial de desarrollo.

Si, además, su negocio genera un excedente, aunque no sea muy grande, tendrá un recurso propio y creciente.

Si utiliza su excedente desarrollando el potencial de su negocio, la expansión será exponencial.

Para lograr el éxito pues, necesita dos cosas básicas: un producto que aporte valor, y paciencia para reinvertir las ganancias en la primera fase.

En definitiva, una mezcla de apertura al mercado, algo de valor y fuerza de voluntad para retrasar la recompensa.

TOP TEN FINANZAS: EVITE AHORROS QUE DAÑEN SU IMAGEN

Trapped businessman

Su empresa se va forjando con el tiempo una imagen en el mercado. La imagen tiene vida propia y una vez que vuela libre, usted pierde el control.

Esa imagen se consolida y la empresa queda prisionera de sus perfiles y límites.

La imagen se convierte en el imán que atrae o repele a los consumidores.

Si tiene la suerte de que su imán atraiga clientes cuídelo con el mayor de los mimos:

  • Refuerce los estímulos positivos.
  • Y, sobre todo, no haga jamás recortes económicos que le debiliten: estaría creando una bomba de tiempo que no podría desactivar.

TOP TEN FINANZAS: BOLSAS DE MARGEN

Green piggy bank with clover and coin stacks

Una bolsa de margen es la diferencia entre lo que cuesta determinado servicio o proceso y lo que podría costar si se optimizan los recursos.

Hay Bolsas de Margen por todas partes en las empresas: en la estructura, en los departamentos, en las delegaciones….

Crecen continuamente y se resisten a desaparecer, porque son cómodas, evitan tensiones, benefician a gente…

A veces suponen la diferencia entre tener y no tener buenos resultados de explotación.

Todas están cerradas con nudos, en forma de tensiones, rencores, incremento del trabajo de alguien, pereza mental o falta de atención.

Muchas veces los directivos, especialmente los que llevan mucho tiempo en el puesto, están acostumbrados a ellas y no las afrontan.

Es una oportunidad de promoción en la empresa para unos nuevos ojos.