TOP TEN RECURSOS HUMANOS: BAILANDO CON SUBORDINADOS

Confusion and business career

UN SUBORDINADO ES AQUEL AL QUE SE LE FIJA EL SUELDO

Tome la última decisión sobre su gente. Si la toma otro, ese será el jefe.  

No prometa nada que no pueda cumplir. Si no lo cumple, no le perdonarán por su buena intención.

No se busca delicadeza en el jefe. Es un capitán: se le pide firmeza, coherencia y protección.

Puede ser duro, incluso muy duro, pero cuidado con los modales. Si pierde las formas, perderá la razón, aunque la tenga.

Todos los subordinados tienen derecho a su ración de errores. Pero no a un festín de errores.

Arriesgue con el equipo y confíe en su potencial. Juéguesela: el límite de la gente suele depender, asombrosamente, de lo que uno crea en ella.